Dibujos de Caballos

Existe un gran abanico de posibilidades cuando nos planteamos comenzar un nuevo cuadro con el caballo como protagonista principal. Podemos encontrar desde dibujos de caballos tan detallistas que parecen una fotografía, hasta sencillos bocetos ideales para que los niños se diviertan inventando y dando color al papel.

dibujos de caballos para dibujar

Decidir qué tipo de técnica queremos llevar a cabo solamente depende de nosotros, según el tiempo que le queramos dedicar. Aunque todas son igual de buenas para mostrar nuestra admiración por este increíble animal, algunas son más complicadas que otras y requieren más dedicación y experiencia para conseguir los resultados esperados.

Imágenes de Caballos para Dibujar

DIBUJOS DE CABALLOS PARA COLOREAR

Los más sencillos y esquemáticos son las caricaturas e imágenes de caballos para colorear. Los más pequeños pueden dejar volar su imaginación pintando de llamativos tonos estos animales. Además, una vez terminado, siempre los pueden recortar y montar su propia granja con sus animales favoritos.

Otra forma de aprovechar estas imágenes es dejando que los niños las copien a su manera. Aprenderán a trazar y perfilar un caballo desde cero, lo que resulta extremadamente gratificante a la par que les permite desarrollar enormemente sus dotes artísticas.

DIBUJOS DE CABALLOS PARA DIBUJAR

Del mismo modo que las imágenes de caballos para colorear, hay infinidad de modelos que se pueden copiar. Los hay de todos los niveles, desde dibujos a lápiz muy sencillos hasta auténticas obras de arte hechas con las más complejas técnicas.

El carboncillo es una de las técnicas más utilizadas para comenzar en este mundillo. La principal ventaja es que con un solo carboncillo puedes hacer todo el dibujo, ya que es mucho más sencillo de difuminar. Si lo utilizas más inclinado o menos, los trazos serán más finos o gruesos, permitiendo tanto trazar el contorno como sombrear el interior. No obstante, para los más expertos, también existen dos tipos: el duro y seco, idóneo para hacer los bocetos y trazado ligero; y el blando, que a pesar de ser más quebradizo, hace unos matices de tonalidad impresionantes.

Otro útil muy similar al carboncillo es la piedra negra. Se puede encontrar como una tiza o en formato de lápiz, lo que facilita enormemente su manejo. Como con los lápices, hay diversos tipos (H, HB, B, 2B o 3B) y variedades, puesto que se puede encontrar en blanco, negro y diversos colores. Además, ambos permiten borrar,  sólo que utilizando una goma de miga de pan.

Esto nos lleva a la siguiente técnica: los lápices de colores. Aunque al principio puede parecer una cosa de niños, lo cierto es que los resultados pueden ser espectaculares. La amplia variedad de tonos permite sombrear y dar una luz al dibujo que nada envidia a la más bonita fotografía.

¿Quién no ha garabateado en la libreta con el boli durante una clase aburrida? El bolígrafo y la pluma también son útiles para hacer preciosos dibujos. Para sombrear, se hacen círculos o líneas, cuanto más juntas, más oscura quedará esa zona. El principal inconveniente de esta técnica es que no puedes borrar, así que al menos para el boceto inicial, te recomendamos que utilices un lápiz.

DIBUJOS DE CABALLOS A LÁPIZ

 ilustraciones de caballos a lápiz
Se pueden conseguir verdaderas maravillas realizando ilustraciones de caballos a lápiz

Para los más mayores que quieran seguir mejorando sus aptitudes creativas, lo mejor es comenzar por las ilustraciones de caballos a lápiz. Esta herramienta es ideal para comenzar, puesto que permite borrar y rehacer tantas veces como se desee hasta que nuestro animal alcance el aspecto deseado.

Además, no sólo permite delinear la silueta, también es muy útil para realizar el juego de luces y sombras. Con estos sencillos pasos, se consigue un buen boceto que ya puede darse por terminado o puede servir como base para pasar a técnicas más elaboradas para darle el toque final que marque la diferencia.

Es importante que te informes de las distintas variedades de lápices que hay para aprender a utilizarlos correctamente. Las minas pueden ser más duras, ideales para delinear los contornos, o más blandas, para sombrear y dar más matices y tonos al dibujo. Cuanto más bajo sea el número del lápiz, más suave será la mina.

¿POR QUÉ LES GUSTA DIBUJAR CABALLOS A LA GENTE?

Los caballos son unos magníficos animales que destacan por su nobleza y belleza. Dadas estas características, no es de extrañar que, tanto adultos como niños, traten de plasmarlos sobre el papel de muy diversas formas y estilos: carboncillo, pintura acrílica, acuarelas, pastel… todas ellas igual de válidas para representarlos de la mejor manera que sepamos.

Una gran ventaja de dibujar caballos es que es posible conseguir resultados realmente buenos en todos los niveles: desde imágenes divertidas y caricaturizadas de nuestros animales favoritos hechas con unas pocas líneas, hasta retratos sorprendentemente realistas debido a la gran cantidad de detalles que puedes añadir.

Al ser un animal tan enérgico, es muy natural representarlo en movimiento, brincando o galopando con las crines al viento. Esto es un gran reto artístico hasta para el dibujante más experto: plasmar las luces y sombras que genera el animal al moverse, la oscilación de la crin y la cola pelo a pelo, que dé la impresión de estar vivo y no ser sólo una figura estática… es verdaderamente complicado, pero, cuando se consigue, es un estupendo cuadro que colgar en la pared.

Por otro lado, solamente con un par de trazos se puede esbozar una cabeza alargada, un par de ollares redondos, ojos y dientes grandes, obteniendo así un divertido caballo que hasta los más pequeños podrán copiar y estar de lo más orgullosos de su grandísimo logro.

Así que ya sabes, si te gustan los caballos y también disfrutas pasando tiempo delante de un lienzo, es una estupenda idea probar todo tipo de técnicas y colores hasta dar con tu favorita. Pasarás un buen rato, relajante y, además, al acabar tendrás un precioso cuadro del que presumir.

Dibujos de Caballos
4.7 (93.33%) 3 votos