Los Caballos en la mitología: Parte II.

En el post anterior hablamos sobre algunos caballos en la mitología griega, árabe y llegamos hasta la china. Continuaremos hablando de caballos fantásticos originados en la imaginación y en leyendas. Algunas de ellas solo populares en la región que les dio origen, pero no por ello menos intrigantes y fantásticas.

Hablaremos un poco de los caballos en la fascinante Mitología Celta

Los Celtas fueron un conjunto de pueblos que ocuparon la Gran Bretaña y los Pirineos. No podemos hablar de cosas mágicas y fantásticas sin que pasen ellos por nuestro. pensamiento.

Lamentablemente debido a la pérdida del idioma original, los relatos mitológicos no lograron conservarse intactos. Y fueron tomando diferentes características de acuerdo a la variación del lenguaje celta que las contaba.

Kelpie

kelpie de agua

Escocia es conocida por la belleza de sus lagos y por las numerosas leyendas sobre criaturas fantásticas que habitan bajo sus espejadas aguas. Algunas de estas leyendas están llenas de belleza y bondad. Otras también hermosas pero llenas de malas intensiones para con los desprevenidos humanos que se crucen en su camino.

Entre ellas hoy hablaremos del Kelpie. Peligroso espíritu del agua que se hace presente en forma de caballo para atraer a su víctima hasta el fondo de las aguas y así devorarlos.

Los Kelpie son seres pertenecientes a la Mitología Celta. Cuenta la leyenda que estos misteriosos seres vivían en las profundidades de ríos y lagos. Por eso se les conoce como espíritus del agua. Podían asumir muchos aspectos, pero en el que generalmente se presentaban era en la forma de un hermoso caballo negro o blanco.

Los habitantes de las tierras altas escocesas (Highlands) sabían bien que no era prudente acercarse a un lago al anochecer. Es posible que corrieran el riesgo de encontrarse con un Kelpie.

Como mencioné antes, éste nada amigable espíritu, se presentaba en forma de un deslumbrante caballo negro o blanco que se hacía irresistible de montar. Aparentando una gran mansedumbre permite al viajero montar sobre él. Una vez sobre su lomo galopa directamente hacia el agua y se lanza a ella en su parte más honda.

Los Kelpies pueden ser de agua dulce y de agua salada y la diferencia entre ellos es su peligrosidad. Mientras los de agua salada se conforman con dar un susto de muerte a su víctima y hacerla tragar un poco de agua.

Los de agua dulce son realmente peligrosos. Pues al alimentarse de carne humana, arrastran a su víctima a lo más profundo del agua para devorarla tranquilamente.

Sleipnir: El caballo de Odin

Sleipnir El Caballo de Odin

Cuenta la leyenda que los Dioses de Asgard, el Reino Superior estaban intranquilos. Después de la batalla entre los Vanios y los Asios, los muros de Asgard quedaron destruídos. Quedando así sus hogares completamente desprotegidos de los ataques de los gigantes, sus acérrimos enemigos.

Un buen día apareció un jinete ofreciéndose a construir una muralla que resguardara el hogar de los Dioses, y estos sin vacilación prestaron atención a la oferta.

Les prometió una gran muralla que los resguardaría contra sus enemigos y que estaría completo el trabajo en 16 meses. Entonces Odín El Sabio preguntó al desconocido cual sería el precio por su trabajo. Respondiéndole éste que el precio sería más que justo por brindarles protección, que quería como pago a la Diosa Freya, el sol y la luna.

En vista de tal petición, los Dioses montan en cólera y quieren matar al atrevido, pero Loki, hijo adoptivo de Odín les dice que acepten. Pero con la condición de que el muro sea construido en la mitad del tiempo y así el constructor no podría completar su tarea.

Así que los Dioses aceptan poniendo como condición que el muro debería ser construido en tres estaciones y sin ninguna ayuda.

El constructor pidió solo usar su caballo Svaoilfari como ayudante en su tarea a lo cual los Dioses no vieron problema. El caballo tiene una gran fuerza arrastrando grandes rocas con una facilidad inigualable. Para sorpresa de todo Asgard, tres días antes de finalizar el verano la muralla estaba casi por ser concluida.

Svadilfari

Los Dioses son convocados con urgencia y llegan a la conclusión de que la responsabilidad es de Loki. Y deciden condenarlo a una muerte horrible si no arregla inmediatamente el problema. Pues no estaban dispuestos a entregar a Freya ni a quedarse sin la luna y el sol. Loki asustado les promete encontrar una pronta solución sin importar el precio que tenga que pagar.

Loki tenía la capacidad de cambiar de forma y una noche en la que el constructor se encaminó al bosque con su semental para traer piedra. Se transformó en una hermosa yegua atrayendo al caballo hacia el bosque donde se aseguró de retenerlo toda la noche.

Cuando Svaoilfari volvió, el trabajo de su amo estaba irremediablemente atrasado. El constructor estaba tan enojado que reveló su verdadera naturaleza resultando ser un gigante de piedra. Al ver esto, los Aesir rompen su compromiso de pago con él y envían a Thor a darle muerte. El Dios Thor cumple su cometido y de un solo mazazo de Mjöllnir abre el cráneo del gigante.

Un tiempo después Loki regresa a Asgard dando a luz a un caballo de ocho patas que da como regalo a Odín su padre. Odín le dio por nombre Sleipnir que significa el escurridizo.

Se cuenta que este magnífico corcel gris podía viajar por tierra, agua y aire. Con mucha mayor velocidad que cualquier ser viviente conocido.

Gulfaxi

Gulfaxi

En la mitología nórdica Gulfaxi era un caballo mágico de doradas crines. Era propiedad del gigante Hrugnir. Se cuenta que era un caballo veloz tanto en la tierra como en el agua o en el aire.

Conociendo de la velocidad de su Corcel, Hrungir se atrevió a desafiar a Odín en una carrera contra su caballo Sleipnir. El resultado fue humillante para el orgulloso gigante pues Odín le ganó la carrera. Como resultado se enfureció tanto que desafió a los Dioses de Asgard.

Thor lo enfrentó y lo mató de un mazazo. El enorme gigante de piedra se derrumbó aplastando a Thor que quedó prisionero bajo la mole. Su hijo Magni lo ayudó a salir del impase y como recompensa Thor le dio el caballo del gigante.

Hablemos ahora un poco de los caballos mitológicos de Escandinavia

Como de todos es sabido esa nórdica región pasa por larguísimos inviernos, por lo que el culto al sol, a la luz y la fertilidad son muy importantes. Es evidente entonces lo que para ellos significaban los meses de sol y luz. Se suponía que el sol era llevado en su carruaje por un caballo. Éste lo conduciría a través del cielo durante el día y lo llevaba por las regiones del inframundo durante la noche. Y así encontramos a:

Gulltopp

Gulltopp era el caballo del Dios guardián de Asgard Heimdall, éste tenía la misión de ser el guardián del arco iris. Según la leyenda era el camino para llegar a Asgard, así que debía ser protegido de los gigantes. Y era Gulltop el mágico caballo con crines de oro quien acompañaba fiel a su amo en esta tarea.

Helhest

Este era el nombre del caballo de tres patas perteneciente a la Diosa Hela, reina del inframundo. Lo utilizaba para llevar malos augurios a los humanos.

Según la creencia popular un Helshet es montado por la muerte misma. Anunciaba enfermedades, accidentes o muerte a quien lo veía o simplemente lo oía caminar, cosa que era inconfundible pues solo caminaba en tres patas.

Y así cerramos momentáneamente este pequeño recuento de los caballos en la mitología, pero al estar presentes en el imaginario de todas las culturas no dejaremos de hacer próximamente un nuevo recuento de caballos mitológicos de otras culturas alrededor del mundo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba