equinoterapia con niños

EQUINOTERAPIA: El valor terapéutico de los caballos


¿Quién se beneficia de la terapia con caballos?

La mayoría de los que tenemos caballos hablamos de su valor «terapéutico». Estar en el establo cuidando, alimentando y disfrutando de nuestros caballos reduce el estrés , reduce la presión arterial y mejora la salud en general. El compañerismo con nuestros socios equinos es la base de nuestro crecimiento en relación con estos animales. Estar con nuestros caballos es «terapia» , por lo tanto, todos nos beneficiamos de los caballos, sobre todo, las personas con necesidades especiales que recurren a la terapia con caballos para mejorar su día a día.

equinoterapia

Definición de equinoterapia

«La equinoterapia, también denominada terapia ecuestre, es un tratamiento destinado a personas con algún tipo de discapacidad, cuyo objetivo es la contribución al desarrollo cognitivo, físico, emocional, social y ocupacional de estas personas gracias a las actividades que realizan con caballos.»

Según PATH International, la Asociación Profesional de Equitación Terapéutica, existen muchos tipos diferentes de «actividades asistidas por equinos». En su sentido más amplio, cualquier interacción entre una persona y un caballo es una actividad asistida por equinos.

La terapia asistida por caballos tiene un objetivo más específico, es un tratamiento que utiliza caballos para alcanzar objetivos de rehabilitación siempre dirigidos por un profesional médico, generalmente un psicoterapeuta o fisioterapeuta con licencia. La psicoterapia con caballos , que se utiliza en instalaciones de tratamiento de adicciones y centros de trauma, siempre es supervisada por un profesional de salud mental con licencia. Este tipo de terapias rara vez implican montar a caballo.

Beneficios de la equinoterapia

Los caballos pueden ser un espejo emocional para los humanos. Responden al estado de sentimiento que mostramos. Son animales de manada y presa, lo que significa que tienen un fuerte sentido emocional y utilizan este sentido como herramienta de supervivencia; se alimentan y responden a otros caballos de la manada. Si un caballo de una manada tiene miedo, los demás se asustarán. Responden de manera similar a los humanos. Si una persona se acerca a un caballo con ira , el caballo responderá alejándose o volviéndose terco. Los caballos nunca ocultan sus emociones.

Debido a estas cualidades, los caballos pueden usarse para ayudar a las personas a curarse de una variedad de problemas psicológicos.

Identificación y procesamiento de sentimientos

En primer lugar, los caballos pueden ayudar a las personas a identificar sus sentimientos. Las personas con adicciones en particular, son conocidos por adormecer sus sentimientos mediante el uso de drogas y alcohol. Cuando se limpian, no saben qué hacer con sus sentimientos o, a menudo, cómo identificarlos. Este es un período confuso y frustrante para ellos. El caballo, sin embargo, proporciona información al paciente. Si uno camina enojado hacia un caballo, agarrándole el cabestro o la correa, el caballo echará la cabeza hacia atrás y se alejará. El terapeuta podría preguntarle a la persona: «¿Por qué estás enojado?» La mayoría de las veces, el paciente negará estar enojado y necesitará que se le muestre la evidencia del comportamiento del caballo para identificar el sentimiento. Los caballos son una buena herramienta para que los terapeutas ayuden a los pacientes a identificar sus emociones y superarlas.

equinoterapia con adultos

Los caballos también pueden abrir la puerta a la revisión de eventos traumáticos pasados . Quizás una bolsa de plástico caiga en la arena durante una sesión, asustando a los caballos. Un cliente que ha sufrido abuso infantil o doméstico puede romper a llorar al ver a los caballos asustados. Podría recordarle experiencias de impotencia, de estar asustado, pero no tener a nadie a quien recurrir. Cualquiera de estos tipos de reacciones es un material valioso para la psicoterapia y se puede resolver de inmediato o en sesiones futuras.

Ética de trabajo

Los caballos nos obligan a trabajar. Nos levantamos temprano para darles de comer y darles de beber, limpiar su cuadra y sacarlo a hacer ejercicio. Debemos trabajar para comprar alimento y poder mantener las necesidades de los caballos. Los caballos domésticos deben ser cuidados y ejercitados.

La mayoría de nosotros tenemos que trabajar. Ya sea criando hijos o yendo a una oficina, fábrica o dirigiendo un negocio, nos levantamos temprano y llegamos a tiempo. Participamos en tareas que no siempre son fáciles o agradables. Atendemos nuestras necesidades diarias y las de los demás. Pagamos facturas, limpiamos la casa y mantenemos el orden en nuestro día a día. Trabajamos duro y disfrutamos de nuestros momentos de respiro. También tenemos que trabajar para mantener nuestras relaciones. Escuchamos a nuestros amigos, asistimos a nuestras familias y brindamos servicio a nuestras comunidades.

Trabajar duro y presentarse de manera saludable son habilidades que se pueden aprender al interactuar con los caballos. La empatía que se genera con el animal, en muchas ocasiones, lo convierten en un buen motivo para seguir adelante. Las personas con depresión o trastornos emocionales encuentran «un motivo» que les agrada para salir, esforzarse y llevar una vida lo más normal posible.

Compruebe también

Cómo decir adiós

Cómo decir adiós a tu compañero, tu cómplice… tu caballo

En los últimos meses, he tenido dos caballos que significaban mucho para mí. El primero …